Cualquier sitio web actual debería estar "conectado" a los servicios de Google (básicamente Analytics y Webmaster Tools, aunque también es recomendable Apps, Adwords, Alerts y Places). Aunque a medida que se incrementa el uso y la cantidad de estos servicios, más importante es atender a la seguridad de las cuentas

Como siempre aconsejo, es recomendable reunir todo servicio de Google (vinculado a un sitio web) bajo una única cuenta (Google Accounts brinda la posibilidad de autentificar el acceso a cualquier servicio con un único id de usuario, que es mejor que sea un correo Gmail).

La verificación en dos pasos

Una interesante función de Google Accounts, sobre todo si accedes desde diferentes lugares y a través de varios dispositivos (notebook, smartphone, tablet, PC) es la autenticación de dos pasos. Una capa extra de seguridad, para evitar que tu cuenta sea robada.

Una vez activada esta opción, al momento de ingresar a tu cuenta de Google (hacer login), además de tu nombre de usuario y de tu contraseña, debes introducir un código que Google te envia a través de un mensaje de texto o de voz a tu teléfono. Cualquier usuario no autorizado no solo tendría que obtener tu contraseña y tu nombre de usuario, sino que también tendría que tener tu teléfono para acceder a tu cuenta.

La cookie (archivo que recuerda los datos de autenticación en el navegador) se guarda por un máximo de 30 días, por lo que, cuando caduca hay que usar la contraseña dinámica. Además, no hay que utilizar la clave del segundo paso siempre, puesto que por cada dispositivo es posible "recordar" el login por 30 días.

Google Authenticator

Hace unos días descubrí una aplicación genial para Android (aunque también está para Blackberry, Iphone/Ipad/Ipod) que se llama Google Authenticator (buscarla en Google Play). Funciona igual que un Token de Autenticación (dispositivo que genera contraseñas dinámicas en tiempo real)

Solo hay que instalarla en el Smartphone, asociarle las cuentas de Google para las cuales habilitas la autenticación en dos pasos, y finalmente utilizas las contraseñas que te genera al momento de hacer el primer login.

Esto sirve para proteger el acceso a tu cuenta de Google.