Cuando un diseñador web se reune con su cliente para bocetar una landing page o la home de un sitio web, es muy frecuente que se tope con decenas de prejuicios y preconceptos: "yo busco de tal y tal forma", "a mi no se me ocurriría hacer eso", "pongamos esto aquí y eso allá", "yo me manejo así y asá en las páginas que me gustan".

Todas estas afirmaciones se basan en suposiciones, no en verdades absolutas que apliquen a todos los casos y situaciones: hay distintos tipos de usuarios, con diferentes necesidades, distintos grados de dominio en el manejo de Internet y navegadores web, diferentes urgencias o prioridades, etc, etc. No podemos basar el diseño de una web en lo que se supone que uno hace.

En muchos casos, el cliente que necesita la web tiene razón porque conoce las necesidades de sus propios clientes, pero en otros casos quiere diseñar la web según sus propios gustos, y no sobre los de sus usuarios (visitantes, público objetivo de la web).

Esto es un tremendo error. El diseño de una web debe estar centrado en el usuario, no en la estructura mental de su propietario.

Si bien es recomendable planificar un sitio web según sus objetivos, sobre los detalles específicos y elementos que componen cualquier interfaz, nunca está todo dicho. A la hora de la verdad, serán los usuarios quienes determinarán si la web es eficiente o no, para satisfacer sus expectativas.

Afortunadamente, para derribar prejuicios y pre-conceptos, está la prueba empírica y la medición, que en el contexto de las páginas web se llama "Testing (A/B o Multivariante)", y "Analítica Web".

Cuando la complejidad e importancia del proyecto web en el objetivo de negocio es relativamente alto, cuando se va a invertir mucho dinero en diseño y en promoción online, es fundamental plantearse esto: Probar diferentes versiones de una interfaz gráfica (página web, email), con un número significativo de repeticiones (visitas), luego estadísticamente determinar qué versión produjo el mejor impacto o los resultados esperados.

La versión "ganadora" es la que prefieren los usuarios.... coincide o es igual a la que proponía el propietario de la web en el momento de encarar el diseño?

En los proyectos de Internet, las pruebas son constantes. Nunca se deja de probar.

Las estadísticas no son efectivas con una sola prueba, las encuestas no dicen mucho si hay un solo encuestado.

Si deseas maximizar el retorno de tu inversión en acciones de marketing online, te recomendamos nuestro servicio profesional de Análisis y Auditoría Web