El primer paso para encarar la gestión de e-marketing de forma eficiente, organizada, y bajo control, es definir la dirección de email con la cual se manejará toda su comunicación y la mensajería. Cuando te encargues o tercerices tu promoción online, usa (o exige el uso de) una cuenta de email que te pertenezca, y tengas bajo tu control.

En la promoción de sitios web, la dirección de email se utiliza para todo: postear en medios online (blogs, foros) y suscribirse o registrarse en esos sitios web, para dar de alta la web en directorios de enlaces, para comunicarnos con los webmasters que administran otros websites a fin de establecer intercambios, para crear y recibir alertas, etc, etc .

Nosotros, con cada cliente que contrata la gestión de MKT online, usamos una cuenta de Gmail:

  1. Creamos una cuenta en Gmail con el propio nombre, dominio, o marca del cliente/empresa (por ejemplo para nuestra propia empresa utilizamos una cuenta similar a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
  2. Con esa cuenta Gmail activamos y vinculamos los webservices necesarios: Google Webmasters Tools, Google Alerts, Google Adwords, Google Analytics, Google Places (geolocalizando el negocio y verificando la cuenta por el mismo propietario), Google Reader, etc, etc
  3. Con esa cuenta Gmail creamos perfiles sociales (Twitter, Facebook, Linkedin, etc)
  4. Usamos la cuenta Gmail para los trabajos SEO y SMM (posicionamiento en buscadores y social media)

Creemos que el cliente debe tener un control sobre el servicio que contrata sin generar una dependencia forzosa de sus proveedores, y además debe ser el propietario de sus recursos y cuentas. Por ello, al momento de dar de baja o cancelar el servicio, nosotros le devolvemos al cliente esta dirección de email y los accesos para que pueda disponer y administrar todos los recursos vinculados a esa cuenta, como desee.

Para concluir con esta breve nota, quiero volver a destacar la importancia de una correcta administración de las cuentas de email para cualquier tipo de proyecto de Internet.

Perder la cuenta de email usada en la gestión SEO, por ejemplo, implica tener que empezar desde cero con muchas cosas: suscribir cuentas, verificar identidad nuevamente, perder datos y estadísticas, y peor aún: perder contactos importantes y gran parte del trabajo ya hecho.

Confiando en nosotros la gestión de tu marketing online, obtendrás un plan organizado y transparente de trabajo, gestionado con los métodos y herramientas más actualizadas. Esto te permitirá un mayor control y seguimiento de sus resultados.